Hazte socio
Km vertical Gandía

VÍA GUILLEM SENDRA

ROY DE VALERA PREMIO FEMECV A LA MEJOR ACTIVIDAD EN PARED 2019  HISTORIA DE LA VÍA GUILLEM SENDRA

  Peñón de Ifach  Proyecto inicial:  “Todo por la Tapia” Esta ruta fue gestada hace muchos años, os cuento todo lo que me da la memoria sobre cómo  ha llegado a ser una imponente vía de escalada en el Peñon de Ifach, posiblemente la más  difícil por grado.  Corría el año 93 (tal vez 94) y Guillem y yo pensamos en abrir una vía que cruzase el muro rojo  de la NARIZ. Sería por su parte izquierda y pasando por el techo triangular bien visible desde  abajo. La idea vino tras repetir varias veces esta espectacular ruta, observamos que hasta el  “balcón de la Nariz” (reunión ya fuera de los grandes desplomes) llegaba un canalizo y, tras  asomarnos varias veces, se veía una posible línea que podría salir en libre, muy difícil pero con  posibilidades.  Un  buen  día  de  ese  verano,  nos  pusimos  a  ello  desde  abajo,  con muchas  ganas  y  mucha  artillería  pero  con  pocos  resultados.  Entonces  no  teníamos  ni  parabolts  ni  taladro,  como  mucho spits a base de maza. La roca descompuesta y rota, junto a lo tieso del muro (“tiraba  mucho patras”) nos hizo desistir a los 25 mtrs.  El tiempo pasó y se inauguró la Nueva Dimensión, ruta espectacular en todo su recorrido.  Aprovechando su primer largo, Albert Monzó y yo conseguimos abrir lo que sería parte del  segundo largo de “Todo por la Tapia”, es decir, el primero de la vía. Para salvar el primer muro  de  la  pared,  nos  aprovechamos  del  primer  largo  de  la  vía  de  Roy  y  de  Merino,  Nueva  Dimensión.  Pasados unos años, sería el verano del 96 o 97, le entramos por arriba descolgándonos hasta  el balcón de la Nariz, de allí, con artillería, taladro y el “culete apretao” nos descolgamos por  el imponente muro rojo a la izquierda de esta última ruta.  En dos días de probar, limpiar y taladrar equipamos dos largos, uno fácil (6ª) y otro muy difícil,  no llegamos aponerle grado, estaba por encima de nuestras posibilidades. Participamos Albert  Monzó, Enric Saez y yo.  Aquí lo dejamos con la idea de seguir abriendo por abajo lo que quedaba de pared (que era  mucho), al menos, hasta el techo triangular.  Pasaron otros dos años y a principios del 99 (creo), Ángel Martín se ofreció a acompañarme  para  continuar  el  proyecto  por  abajo.  Dicho  y  hecho,  allá  nos  fuimos  para  dos  días  con  hamacas de pared incluidas, tal fue la cantidad de material que llevamos que nos costó todo  un día llegar a mitad del segundo largo, si contamos el primero de la Nueva Dimensión, solo  escalamos medio largo de la vía. Para colmo era primavera y las gaviotas estaban en plena  nidificación, se pasaron con nosotros, ya nos conocían, nos pusieron “bonicos”.  El  segundo  día,  se  dio mejor  y  conseguimos abrir  tres  largos  y medio,  llegando a  la  cueva  situada un largo más abajo del techo triangular. Lo mejor del asunto es que en el último largo  que abrimos, encontramos algunos puentes de roca viejos y una reunión muy antigua en el  fondo  de  la  cueva,  no  éramos  los  primeros  en  llegar  allí.  Según  Roy  eran  restos  de  algún  intento de Rafa Garbi. Por cierto, que esta última tirada estaba muy descompuesta y sudamos  tinta para completarla sin caernos.  Llegados a este punto abandonamos la pared sin muchas ganas de volver a terminar la vía, lo  que quedaba por arriba se veía de otra dimensión, imposible para nuestras cabezas en aquel  momento,….pero bueno, todo se andaría.  El tiempo paso y paso, aunque la pared y la ruta seguían estando ahí, pasamos un poco de  ella, por pereza, por no encontrar el tiempo o simplemente por la falta de motivación para  terminarla.  Pero esto cambio en 2011, mi compañero, nuestro amigo Guillem Sendra se fue para siempre.  Esto nos dejó a todos una profunda huella.  A las pocas semanas y después de hablarlo con Roy, el  tema del proyecto de “Todo por la  Tápia” quedó muy claro, terminaríamos la vía y se le llamaría “Guillem Sendra”.  Un mes más tarde de faltar Guillem terminamos la ruta, equipamos los tres largos que faltaban  y cambiamos todos los seguros por parabolt de inox. La ruta quedó por fin terminada aunque  con un nombre que nunca debió tener.  Hoy sigue siendo un verdadero reto, y aunque varios de los escaladores más potentes y en  forma de los últimos años, lo han intentado,  solo Roy de Valera ha conseguido encadenar  todos los largos,……el Peñón solo habla a los que le escuchan. 

Mikel

https://editorialanaya.blogspot.com/2020/11/roy-de-valera-premio-femecv-la-mejor.html

Dejamos dos archivos en pdf escritos uno por Mikel y otro por Jose y el enlace a Mundos paralelos.

https://clubalpigandia.com/d/127160706406449547

https://clubalpigandia.com/d/128160706407222124

Volver

Uso de cookies de clubalpigandia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR